lunes, 25 de noviembre de 2019

No me da la vida

¿No os pasa que a veces tenéis la sensación de no llegar a todo? Así vivo yo últimamente. Y muchas de vosotras me preguntáis que cómo lo hago para estar todo el día activa y hacer un millón de cosas. El truco de todo es hacer las cosas con ilusión y con el corazón. Aunque hay que admitir que una buena nutrición y una ayuda extra es la base de un estilo de vida activa y saludable. Otro truco es ser consciente de que no voy a llegar a todo y, lo que es más importante, no tengo por qué hacerlo. No somos superwomans, ni supermamás, ni nada que se le parezca. Somos personas normales con nuestros defectos, nuestros despistes, nuestra casa sin recoger, la colada por hacer y la ropa sin tender. Una vez que ya tenemos en cuenta que podemos fallar y que no tenemos que ser perfectas, es cuando podemos empezar a hacer las cosas con mucho amor, que eso es lo que nos sobra a nosotras.

miércoles, 16 de octubre de 2019

Este mundo necesita...Más Malasmadres

Este domingo pasado ha sido la carrera de Malasmadres "Yo no renuncio" por la conciliación. Me he pasado toda la mañana pegada al móvil y viendo en instagram  los stories de "malasamigas" para poder seguir lo que acontecía en Madrid.

jueves, 10 de octubre de 2019

Actividades extraescolares

Ahora que ya ha comenzado el curso y ya nos estamos acostumbrando a la rutina, llega el momento de comenzar con las actividades extraescolares. Este es otro de los caballos de batalla de cualquier padre o madre. A la hora de elegir o no las actividades extraescolares se nos plantean mil dudas y de nuevo surge el debate de qué es lo mejor para nuestros hijos.

Las actividades extraescolares aportan muchos beneficios a los niños ya que les permiten trabajar diferentes áreas que en el colegio no se trabajan en tanta profundidad y además mejoran otras capacidades que les pueden ayudar, tanto en su aprendizaje, como en su rendimiento académico. Además acercan a los niños a ambientes nuevos distintos del centro escolar o la familia donde pasan la mayor parte del tiempo. Muchas veces ofrecen un ambiente lúdico en el que fluyen mejor las relaciones interpersonales, el desarrollo social, el desarrollo cognitivo, etc, y ayudan a trabajar las diferentes áreas que componen la persona para tener un buen desarrollo personal. Sin embargo, todos los beneficios de las actividades extraescolares pueden desaparecer si lo que hacemos es sobrecargar a nuestros hijos de actividades y que tengan una agenda tan apretada que haya que pedir audiencia para verles. Por ello, dependiendo de la edad, sería interesante que participaran en el proceso de selección de las actividades más adecuadas y que las vean siempre como un momento lúdico y no como una obligación.

Es verdad que hoy en día, también las utilizamos como una herramienta más para facilitar la conciliación. Muchas veces debido a nuestros horarios y jornadas laborales necesitamos que los peques tengan la mayor parte de la tarde ocupada. Así que pueden convertirse en un gran aliado a la hora de cuadrar horarios. Lo preocupante o contraproducente es cuando sobrecargamos el horario de nuestros peques con actividades. En este caso, las actividades dejan de ser beneficiosas para convertirse en tiempo que no suma en el aprendizaje y disfrute de los niños.

En nuestro caso, voy a contaros un poquito cómo decidimos y cómo nos organizamos. En primer lugar, dejo que sea ella, Lucía,  quien decida qué quiere hacer. Para ello, le muestro las posibilidades que tenemos, le explicó en qué consiste cada actividad en el caso de que no la conozca y le dejó un tiempo para que tome la decisión. Procuro ofrecerla diferentes opciones de actividades culturales y también deportivas ya que en nuestra familia damos mucha, pero que mucha importancia al deporte y a la vida activa y saludable. Además mis hijas, sobretodo Lucía,  necesita altas dosis de actividad para canalizar toda esa energía que tiene. En el caso de Victoria, decidimos su papá y yo las actividades, pensando un poco en su edad, capacidades, aptitudes y algún ápice de gusto que hayamos podido detectar. Ya tenemos la experiencia que a medida que van pasando los años ellos van definiendo sus gustos, sus habilidades y sus destrezas.


Lo importante es que sientan que es un ratito en el que van a practicar una actividad que les gusta, en la que disfrutan y que es un tiempo para ellas en el que se van a desarrollar como personitas pequeñas que son. También darles la oportunidad de probar y de que sientan si realmente esa actividad se adapta a sus espectativas.

Y así nos vamos organizando. Cada año haciendo de nuevo el puzzle para cuadrar horarios, desplazamientos, tiempos de espera... Pero nos encanta aprender, disfrutar y que cada uno tenga su propio espacio de tiempo para hacer lo que más le guste.
¿Me sigues?

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Pulseras Stikets

¡Hola bailarines! Hoy os traigo un post bastante práctico.
Como ya os he dicho en alguna otra ocasión, nos encanta el verano. Lo disfrutamos a tope y no nos perdemos ninguna fiesta, evento, carrera, taller, mercado o similar, además de ir a la playa, piscina, montaña, pueblos... ¡No dejamos títere con cabeza! En una de nuestras salidas de este verano, me dio por pensar, cosa a la que no estoy muy acostumbrada, que siempre vamos a sitios donde hay mucha aglomeración de gente y las pequeñas bailarinas se pueden despistar.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Cama Montessori

Esta primavera pasada decidimos quitarle ya la cuna a la niña bailona pequeña. Eso era lo único que teníamos claro. Porque lo de qué tipo de cama queríamos para ella, no lo estaba tanto.

martes, 10 de septiembre de 2019

Noooo! Septiembre por fín!

Queridas madres y queridos padres, una vez más llega el temido septiembre. Y digo temido porque, por lo menos en mi caso, me crea una incertidumbre, estrés y emoción a partes iguales. He de reconocer que septiembre y yo tenemos una relación amor-odio.

martes, 20 de agosto de 2019

Y nos fuimos a Madrid en Agosto

¡Cómo nos gusta viajar! A nosotros no nos hace falta ninguna excusa para coger la maleta, el coche y salir a conocer mundo. Bueno, quien dice conocer dice volver a sitios que nos traen buenos recuerdos. Este fin de semana nos fuimos a pasarlo a Madrid. Sí, habéis oído bien: turistear en Agosto por Madrid. Así somos nosotros, no encontramos nunca excusas para no disfrutar de un fin de semana en familia.